Principios de la gestión de la calidad

Un principio es una ley o una regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr lo conseguido.

Los «principios de gestión de la calidad» son un conjunto de creencias, normas, reglas y valores fundamentales que se aceptan como verdaderos y se pueden utilizar como base para la gestión de la calidad. Fueron desarrollados y actualizados por los expertos internacionales de ISO/TC 176, responsable del desarrollo y mantenimiento de los estándares de gestión de calidad de ISO.

Los siete principios de gestión de la calidad son:

#1. Enfoque al cliente

El objetivo principal de la gestión de la calidad es cumplir con los requisitos del cliente y tratar de exceder las expectativas del cliente.

El éxito sostenido se alcanza cuando una organización atrae y conserva la confianza de los clientes y de otras partes interesadas pertinentes. Cada aspecto de la interacción del cliente proporciona una oportunidad de crear más valor para el cliente. Entender las necesidades actuales y futuras de los clientes y de otras partes interesadas contribuye al éxito sostenido de la organización.

Este principio considera el objetivo final de las organizaciones de cumplir y excede las expectativas del cliente con respecto a la confianza en su producto o servicio. El éxito sostenido se logra al comprender al consumidor y sus necesidades; actual y futuro; agregando valor a cada interacción y haciendo negocios teniendo en cuenta sus necesidades.

El enfoque de las empresas está en sus clientes. 

 

#2. Liderazgo

Los líderes en todos los niveles establecen la unidad de propósito y la dirección y crean condiciones en las que las personas se implican en el logro de los objetivos de la calidad de la organización.

El liderazgo crea alineación. Alineación en las estrategias, políticas, procesos y recursos para lograr sus objetivos.

Los estándares dentro del Liderazgo se crean con el propósito de alcanzar los objetivos de la empresa.

#3. Compromiso de las personas

Las personas competentes, empoderadas y comprometidas en toda la organización son esenciales para aumentar la capacidad de la organización para generar y proporcionar valor.

En pocas palabras, las organizaciones con colaboradores competentes, comprometidos y empoderados prosperan. Es esencial para las organizaciones respetar e implicar activamente a todas las personas en todos los niveles. Dar reconocimiento y capacitar al personal promueve la positividad.

La positividad facilita el compromiso de las personas en el logro de los objetivos de la calidad de la organización. 

 

#4. Enfoque a procesos

Se alcanzan resultados coherentes y previsibles de manera mas eficaz y eficiente cuando las actividades se entienden y gestionan como procesos interrelacionados que funcionan como un sistema coherente.

El SGC consta de procesos interrelacionados. Entender cómo este sistema produce los resultados permite a una organización optimizar el sistema y su desempeño.

Lograr resultados consistentes y predecibles a través de un sistema de procesos alineados.

#5. Mejora

Las organizaciones con éxito tienen un enfoque continuo hacia la mejora.

La mejora es esencial para que una organización mantenga los niveles actuales de desempeño, reaccione a los cambios en sus condiciones internas y externas y cree nuevas oportunidades. Para que las organizaciones sigan siendo competitivas y actuales, se necesita una mejora constante.

La mejora continua  de una organización debería ser un objetivo permanente de ésta y se consigue siguiendo el ciclo PHVA (PDCA) del Dr. E. Deming  (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar).

El cambio es la única constante.

#6. Toma de decisiones basada en la evidencia

Las decisiones basadas en el análisis y la evaluación de datos e información tienen mayor probabilidad de producir los resultados deseados.

La toma de decisiones puede ser un proceso complejo, y siempre implica cierta incertidumbre. Con frecuencia implica múltiples tipos y fuentes de entradas, asi como su interpretación que puede ser subjetiva. Es importante entender las relaciones de causa y efecto y las consecuencias potenciales no previstas. El análisis de los hechos, las evidencias y los datos conduce a una mayor objetividad y confianza en la toma de decisiones.

Lo que no se mide, no se puede mejorar.

#7. Gestión de las relaciones

Para el éxito sostenido, las organizaciones gestionan sus relaciones con las partes interesadas pertinentes, tales como los proveedores.

Las partes interesadas pertinentes influyen en el desempeño de una organización Es más probable lograr el éxito sostenido cuando una organización gestiona las relaciones con la sociedad, los socios estratégicos y los proveedores s para optimizar el impacto en su desempeño.  Es particularmente importante la gestión de estas relaciones.

La organización logra el éxito sostenido cuando gestiona sus relaciones con las partes interesadas pertinentes.

Hay muchas maneras diferentes de aplicar estos principios de gestión de la calidad. La naturaleza de la organización y los desafíos específicos que enfrenta determinarán cómo implementarlos.

La importancia de estos 7 principios  radica en el grado de efectividad en la implementación y el mantenimiento de las normas ISO que se presentan a una organización.

 

 

 

 

Pruebe gratis la herramienta para la gestión de la calidad Qualyteam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.