Las 7 características de un buen profesional de la calidad

Productos cada vez más avanzados, profesionales comprometidos y enfocados, optimización de los procesos de producción: las exigencias empresariales crecieron mucho con el paso de los años, así como se pasó a cobrar mucho más del profesional de la calidad.

Sí, ese colaborador es pieza clave en una organización que necesita innovar constantemente para diferenciarse en el mercado. Él es el responsable de mejorar el trabajo desarrollado por otros colaboradores. Sin embargo, su cargo no se restringe a eso, siendo que varios atributos componen su perfil.

¿Quieres saber cuáles son las 7 principales características de un buen profesional de la calidad? Entonces continúe la lectura y descubra!

1. Foco

No hay fórmula mágica para mantener el foco. Sin embargo, algunas acciones son bastante eficaces en este sentido. El profesional de la calidad necesita trabajar fuertemente esa característica. Esto es porque se trata de cuestiones delicadas dentro de una empresa.

Las certificaciones de la calidad, como ISO, auditorías internas y externas, medición de satisfacción del consumidor, entrenamientos de calidad, entre otras, son sólo algunas de las tareas ejercidas por ese profesional – y exigen foco.

Es necesario encontrar puntos críticos que se pueden mejorar, como descubrir las causas de la insatisfacción del cliente con un determinado producto. Esto requerirá el enfoque en la búsqueda para averiguar en qué punto necesita una modificación.

2. Pensamiento sistémico

Según Peter Senge, autor del libro La Quinta Disciplina, el pensamiento sistémico consiste en la creación de una forma de análisis y de lenguaje para comprender cómo la relación entre los colaboradores modela el comportamiento del sistema. Es decir, a partir de él, es posible actuar con más eficacia al cambiar un comportamiento, para que, así, se ajuste a los procesos dentro de la empresa.

Al principio, parece una teoría compleja, pero el pensamiento sistémico puede ser fácilmente aplicable al trabajo del profesional de la calidad. El que posee esa característica es capaz de ver la función desempeñada por los otros colaboradores con mayor claridad.

Esto le permite coordinar el trabajo para lograr la máxima calidad posible. Él privilegiará la eficacia, con el objetivo de agregar más valor a los resultados presentados por la organización como un todo.

3. Organización

Puede incluso parecer cliché, pero la organización es fundamental en el área de la calidad. Su importancia aumenta aún más en el sector, pues él es el responsable de repasar eso para las otras áreas de la empresa. Por lo tanto, vale la pena tener una atención especial a ella.

La organización es la clave para alcanzar la máxima calidad del proceso. Se conquista a través de una serie de metodologías, como el PDCA y el 5S. La primera (Plan de la verificación) es importante para identificar los problemas y mejoras que ocurren en cada etapa de los procesos empresariales.

El 5S (Seiri, Seiton, Seisou, Seiketsu y Shitsuke) se refiere a los sentidos de uso, ordenación, limpieza, salud y autodisciplina. Él está muy ligado al desarrollo personal de cada sector, pues se cree que cuando las personas trabajan bien y de forma organizada, el trabajo tiende a ser mejor.

4. Perfil integrador

El perfil integrador es una característica importante en los profesionales de diferentes áreas. Sin embargo, tal habilidad se evidencia aún más en la calidad, pues ella tiene como principal actuación la facilitación.

La comunicación entre los sectores es posible cuando existe la integración. La búsqueda por ese perfil es beneficiosa para la empresa, ya que el analista o gestor de la calidad logra hacer esa transición y ayudar a todas las áreas a buscar la excelencia, tanto en lo que se refiere a las certificaciones en cuanto a los procesos en general.

5. Visión estratégica

La base de todo negocio debe ser la estrategia y el buen desarrollo de ella. Como el profesional de la calidad es responsable de puntos estratégicos de la empresa, necesita desarrollar esta característica constantemente, ya que el mercado y sus exigencias cambian exponencialmente.

Diariamente, el analista o gestor de calidad maneja métodos de recolección de datos, análisis avanzados y con las entregas de todos los sectores. Por lo tanto, necesita ser estratégico para saber separar lo que realmente hará una diferencia positiva en el negocio de lo que es sólo un dato que podrá quedar guardado para su uso posterior.

Además, debe unir esta visión estratégica al foco, para lograr entregar resultados sucintos y al mismo tiempo con un alto nivel de excelencia. El objetivo debe ser siempre predicar por la estandarización de algo que funciona – lo que sucede más fácilmente cuando se tiene una estrategia

6. Liderazgo

Como usted ya debe saber, el liderazgo no necesita ser sólo ejercido por quien tiene un cargo de jefatura dentro de una empresa. Por otra parte, ese talento puede (y debe) ser desarrollado por los profesionales de la calidad, principalmente porque ellos lidian de manera directa con otros colaboradores.

Foco en las personas que ejercen los procesos dentro de la empresa es fundamental. Saber escuchar y mejorar el día a día del trabajador es el primer paso para facilitar las acciones. Sólo así será posible garantizar que ellos desarrollen al máximo su potencial.

7. Formación

Por último, pero no menos importante, la formación es otro atributo primordial en el área de la calidad. Esto es porque los profesionales que componen el sector pueden venir de diferentes formaciones, desde la administración hasta la medicina. Luego, ellos necesitan conocer las herramientas y estructuras que componen su trabajo, para que así puedan realizar las actividades con mayor desenvoltura.

Hacer cursos en el área ayuda al profesional a mejorar su preparación y llevar a la empresa resultados más satisfactorios. Especialmente porque aprenderá más sobre el modelo de competitividad, gestión de operaciones, mejores prácticas, flexibilizar los procesos cuando sea necesario y gestionar el tiempo de entregas de los otros sectores.

La cualificación debe también englobar la informatización de los procesos, ya que hoy el trabajo de un colaborador del sector de calidad involucra trabajos automatizados. Es decir, vale la pena saber cómo manejar el software.

Esta lista todavía podría incluir características como persistencia, agilidad y alta productividad, que, por lo demás, deben estar presentes en trabajadores de cualquier esfera.

¿Te gustó nuestros consejos? Si usted todavía tiene alguna pregunta sobre el tema o desea compartir su experiencia con nosotros, sobre las habilidades que encuentre más interesantes en el profesional de la calidad, deje un comentario!

Teste grátis a ferramenta para gestão da qualidade Qualyteam

8 comentarios sobre “Las 7 características de un buen profesional de la calidad

    • Se a pessoa tem interesse na área, tem experiência e tem costume de focar na melhoria contínua, já sai na frente da maioria! Mas é extremamente importante ter algum certificado que comprove seu conhecimento. Sugerimos que você comece com cursos na área, como curso de auditor interno e curso de interpretação da norma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.